Corregimientos de Bella Vista y Calidonia, con el máximo de las inversiones

La Alcaldía de Panamá ha destinado la mayoría de sus inversiones en los corregimientos de  Bella Vista y  Calidonia. Por ejemplo, en la intervención de aceras en ambos corregimientos invierte $88 millones.

 El alcalde del distrito capital, apuesta por una ciudad más “compacta”, con un centro “revitalizado”.

 Dos corregimientos del distrito capital se llevan la mayor parte de las inversiones que ejecuta la Alcaldía de Panamá: Bella Vista y  Calidonia

 Un informe de inversiones de ese gobierno local señala que en ambos corregimientos se destinaron 88.8 millones de dólares para el proyecto de intervención de aceras en la vía España. Se trata de la obra más costosa de esta gestión alcaldicia.

 La segunda y tercera de mayor cuantía también están en el corregimiento de Bella Vista y tienen que ver con la renovación de calle Uruguay (27.8 millones de dólares) y renovación de vía Argentina (24.2 millones de dólares). Anteriormente, se habían destinado 1.7 millones de dólares para los estudios y diseños de ambos proyectos.

Además, en Calidonia, el nuevo parque Francisco Arias Paredes, con estacionamientos subterráneos, representará 13.3 millones de dólares y las mejoras al Mercado del Marisco alcanzarán los 3.9 millones de dólares.

Los anteriores montos suman 159.7 millones de dólares, de un total de 203.8 millones de dólares en inversiones que impulsa la alcaldía en los 23 corregimientos del distrito.

Es decir, Bella Vista y Calidonia se llevan un poco más del 78% del presupuesto de los proyectos en ejecución (ver gráfica).

Para el alcalde del distrito de Panamá, este escenario tiene su explicación: hay que dejar de crecer hacia las afueras (por el este hacia Chepo y por el norte hacia el río Chagres) y tener una ciudad más compacta, con un centro revitalizado.

Hoy día el centro tradicional (Bella Vista, Calidonia, Santa Ana) tendrá si acaso 40 mil habitantes, en su mayoría gente muy humilde, por lo que considera que con “planificación” y una buena política de incentivos a viviendas accesibles, el área podría fácilmente albergar hasta 100 mil personas.

 “Gente que no tendría que irse a vivir tan lejos del centro y que tendría mucha mejor calidad de vida”, manifiesta.

 Para el jefe de la comuna capitalina su apuesta es aprovechar el potencial que ofrece la conectividad que da la  línea 1 del Metro, ya que no tiene sentido que familias jóvenes se tengan que ir a vivir cada vez más lejos de sus puestos de trabajo, mientras que por falta de planificación y desidia se siguen deteriorando áreas como Calidonia, Santa Ana y Curundú.

Por ejemplo, argumentó que de nada sirve destinar 2 mil millones de dólares en una línea ferroviaria si a la vez no se invierte en mejorar los espacios públicos y la accesibilidad peatonal en sus alrededores.

“Hay que planificar para que más gente viva cerca del Metro, gente humilde y de clase media que no se vea obligada a comprar uno o varios carros para movilizarse”, subrayó.

De hecho, manifestó que con la culminación de la  línea 2 del Metro  habrá que hacer intervenciones parecidas por todo su recorrido.

No obstante, sostuvo que casi el 60% de los puestos de trabajo están en Panamá centro. “El que no vive en Panamá centro, trabaja en Panamá centro”, aportó.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *